| | | | | | | | |

La campana de cristal de Sylvia Plath

4 de agosto de 2015

Sinopsis:

Esther es una joven universitaria que recibe un premio consistente en vivir unos meses en New York y conocer los entresijos del mundo editorial (publicaciones de cuentos o libros, revistas de moda...). En esos meses vive una vida regalada, con lujos y atenciones. Pero de entre esas primeras páginas surge Esther con su apabullante y tenaz vida interior. Su vida es una sucesión de tensiones morales, sociales, de imposiciones escritas y no escritas; de tabúes sexuales; de costumbres rurales en un mundo cambiante; de sueños incumplidos; de necesidades vitales apartadas; de anhelos desesperados; de miedo, de mucho miedo por la vida. Cuando acaba su estancia en New York y vuelve e su pueblo caerá sobre ella todo el peso de la realidad cierta o no.


Image and video hosting by TinyPic
Opinión personal

"Dicho así, tenía la impresión de que nada iba realmente mal, sólo yo pensaba que iba mal".

La campana de cristal es una novela de categoría semibiográfica, donde conocemos a nuestra protagonista principal, Esther Greenwood, en la que Sylvia Plath se reflejó a sí misma. Es la típica muchacha estudiosa y brillante, pero que está cansada de ser reconocida por ello; alguien "aburrida" y "sin vida alguna". Al principio el peor miedo de Esther es terminar sola y sin familia, pero se empieza a notar que los miedos van aumentando a través de las páginas. La voz de Esther, la narradora principal, tiene una personalidad trastornada, cambiante y con un punto de vista muy crítico. Pude ver en muchas ocasiones varias opiniones bastantes feministas, sarcásticas, y otras un tanto extremistas también, pero no era algo que me molestara.
"Yo no podía soportar la idea de que una mujer tuviera que tener una vida pura de soltera y de que un hombre pudiera tener una doble vida, una pura y otra no."
No se dice directamente lo que le está ocurriendo a Esther, pero te vas dando cuenta a medida que vas leyendo. Hay un montón de frases increíbles y el estilo narrativo tiene un toque lírico, casi poético (obviamente, ¿no? el primer libro publicado de la famosa poeta Sylvia Plath). Este libro, dicho en pocas palabras, se consideraría tabú. Más que nada por todos los temas "delicados" y "controvertidos" que toca, y todos esos pensamientos y acciones bizarras que me ponían los pelos de punta. (Complejos femeninos, presiones sociales, suicidio, violaciones, abusos, machismo, trastorno bipolar, misoginia, depresión, el rol de la mujer en un matrimonio, etc). Y sí, este libro se publicó en 1963, ¿se imaginan la polémica que habrá causado?
"Traté de imaginarme cómo sería todo si Constantino fuera mi marido. Significaría levantarse a las siete y prepararle huevos con tocino y tostadas y café y vagar en bata después de marcharse él al trabajo, lavar los platos sucios y hacer la cama y luego cuando él regresara a casa tras un agitado, fascinante día, esperaría encontrar una gran cena y yo pasaría la velada lavando aún más platos sucios, hasta caer en la cama, totalmente exhausta. Aquella parecía una vida triste y desperdiciada para una chica de las mejores calificaciones."
Leyendo por ahí descubrí que principalmente esta novela fue publicada bajo el seudónimo "Victoria Lucas" simplemente porque Sylvia pensaba que si llevaba su nombre molestaría a mucha gente. La trama lleva muchas coincidencias con la vida de Plath, y aún todavía se sigue debatiendo qué es lo que padecía la autora. No es una novela que le gustaría a cualquiera, pero como dirían todos, merece ser leída. No se dejen opacar por las acciones de Plath o cómo terminó su vida, porque este libro muestra profundamente un dilema que cualquier persona padeció en ese momento difícil de la vida en el que hay que elegir un camino para seguir. Es realista, crudo, bizarro y muy turbio. Como lo dijo Plath: "una novela sobre una chica universitaria que sufre una crisis nerviosa".
Aunque lo terminé de leer, todavía sigo pensando en el libro, en lo que leí, porque me marcó mucho. Todo el caos mental, la confusión, las escenas fuertes y los comentarios sarcásticos/burlones que Esther describe, provoca que el lector también participe. Es lo que yo sentí. Y de alguna manera, me sentí identificada y comprendí a la problemática Esther.

La campana de cristal nos da la posibilidad de observar las vivencias y pensamientos profundos del desarrollo de una enfermedad mental, que nos brinda otras perspectivas que rompen barreras y nos abre la mente a muchas cosas.

"Era dueña de mí misma"

4/5

9 comentarios :

  1. Wow, el libro, como lo describes, parece realmente bueno!!
    Me encantan esos libros que son realistas y te hacen pensar sobre las decisiones que uno puede tomar sobre su propia vida. Algunas del as frases se identifican mi forma de pensar en algunos momentos. Parece que el libro tiene buena pinta y aunque pueda hablar de temas que antes eran un tabú ahora podemos sacar a debate algunos temas sin ser tan criticados por ello. :V
    Creo que en algún momento de nuestras vidas nosotros también tenemos esa crisis sobre lo que queremos ser en el futuro y vemos la perspectiva de otras personas.
    :D La reseña me encanto! (:
    Un saludo n.n

    ResponderEliminar
  2. Lo conseguí hace tiempo sin saber nada de la trama, solo que era de la famosísima Sylvia Plath y que el titulo me encantaba. Ahora creo que lo apuraré mas en mi lista de libros por leer, porque en verdad pienso que es un libro que necesito mucho en este momento.

    Saludos! <3 n.n

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! no conocía este libro y solo con leer la sinopsis me han dado ganas de saber más. Después de leer tu reseña queda apuntado, me encantan los libros así.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! No lo conocía, pero me encanta la portada y parece que cuenta una historia interesante:)
    Gracias por darlo a conocer.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Hola, conozco el libro, pero no lo he leído aún, y la verdad no sé si me anime, aunque sea una temática fuerte y bien relatada, no creo, es más, creo que eso mismo es lo que me mantiene alejada.

    Gracias por la reseña, saludos!

    ResponderEliminar
  6. Ahora que leí toda la reseña me llamó más la atención larcha, pero todavía no se me puede borrar la imagen de ella ahí muerta con la cabeza en el horno (?)

    Me traumaste Agustina.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Agus! La semana pasada lo conseguí, después de buscarlo largo tiempo. En realidad me decidí a comprarlo luego de leer sobre Belzhar, de Meg Wolitzer. Pensé que iba a tener más sentido si antes leí La campana de cristal. Igualmente es un eterno TBR por sí sólo. Es realmente muy atrapante y espero que no se me cruce ningún otro libro y sea mi próxima lectura.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Acabo de terminar de leer Belzhar y me dieron muchas ganas de leer La campana de cristal. Creo que apenas pueda le daré una oportunidad :)
    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  9. Acabo de descubrir tu blog, me quedo, tienes una seguidora nueva.
    Este libro no lo conocía y la verdad es que pinta muy bien y lo pintas muy bien así que me lo apunto para leerlo en un futo.

    Nos leemos

    Besos

    ResponderEliminar

Tus comentarios alimentan mi blog. Gracias por visitar, no te olvides de seguirme y avisarme si nos afiliamos. ¡Gracias por tu comentario!

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar